Espiritualidad Intermitente

EL PEOR ENEMIGO PUBLICITARIO DE UN MENSAJE PURO Y CON MUCHO AMOR

(EnlaceMusical.com) Uno de los motivos por el cual muchos se niegan a querer saber algo acerca de Dios y todo lo relacionado con lo sacro, es el constante cambio de personas que un día están en la nube de gloria y al otro, están en lo mas profundo del Hades.

Pero el flagelo que realmente afecta a todos, es la ejecución de las palabras que los espirituales intermitentes utilizan en sus momentos de supuesta conexión total con la gloria de Dios. (La muerte y la vida están en poder de la lengua… Proverbios 18:21)

Lejos de querer dar un estudio teológico, me gustaría — con mucho respeto — que identifiquemos las actitudes que tiene la espiritualidad Intermitente.

A. De repente y sin entenderlo demasiado, llega esa ráfaga, la cual se transforma en una realidad pero de muy corta duración, aunque la persona que lo vive no lo puede ver así. Entones sucede que todos a su alrededor se encuentran en un pozo de pecado, lejos de Dios, haciendo todo mal y “Ellos” son los llamadas a cambiar el mundo de las garras del malvado “Magneto” (lo admito, soy fan de X-Men)

B. El gran problema viene cuando se termina el boleto de viaje de esa supuesta gloria y espiritualidad explosiva. Es ahí cuando vuelves al mundo real y tus situaciones comienzan a mostrarte nuevamente quién eres realmente. Y los que antes estaban juzgados por ti, hoy pueden ser la mano que necesitas para salir adelante.

C. Este es el gran flagelo y mala promoción que genera en muchos el deseo de nunca acercarse a esa fuente de verdadero Amor, que el espiritual intermitente dice que es la inspiración de su vida; porque, ¿quién quiere estar en un entorno que una semana te lleva a vivir a las nubes y a la otra te aterriza de manera forzosa? Eso es lo que ven los demás en ti y lo primero que piensan es: “no quiero esa bipolaridad”.

Es que, somos malos agentes de marketing de un mensaje simple y con una clara misión: Salvar por Amor.

Lo peor de todo son las consecuencias — casi irreparables — para aquellos a quienes tuvimos el atrevimiento de tratarlos y tildarlos como pecadores, equivocados, hijos del diablo o muy ingenuamente dicho “hijos del mundo” (como sí tú hubieras nacido al estilo Superman, en el planeta Krypton). “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes”, Efesios 4:29.

Por ello mi recomendación, a todos los que pueden estar en el fulgor del fuego espiritual es: disfruten, vivan y que sirva para crecer en lo personal y para con los demás. Pero pongan mucha, mucha atención, a la hora de abrir la boca para levantar juicio sobre alguien que no esta en tu “supuesto nivel”. No vaya a ser que tu también seas un Espiritual Intermitente.